¿Qué bodegas colaboran con Ilusión+?

octubre 22, 2016

Ya casi han pasado 2 años desde que ideamos y comenzamos a construir Ilusión+ y desde entonces varias bodegas se han ido sumando al proyecto. Al día de hoy ya contamos con 6 bodegas colaboradoras, cada una con una personalidad muy definida. La producción de proximidad, el respeto al medio ambiente, la independencia de la gran distribución e incluso el I+D son algunos de los rasgos que convierten nuestras bodegas colaboradoras en únicas.

En el post de hoy hemos resumido la personalidad de cada una de ellas para que conozcáis mejor el origen los vinos y cava de Ilusión+. Si queréis saber más sobre cada una de ellas podéis hacer click en su nombre y visitar la página web.

 

Cooperativa Falcet Marçà

La cooperativa Falcet Marçà ya cuenta con más de 100 años de experiencia y hasta 720 socios que son a la par agricultores y propietarios. Es esta coexistencia de la figura del payés y del empresario en cada socio lo que hace única esta bodega. Cada uno de sus miembros, en efecto, asume y se responsabiliza del proceso entero de la elaboración de su vino; desde que se planta la viña hasta que el producto llega a vuestras casas.

Una de las características principales del vino que producen es la proximidad. Falcet Marçà puede decir que sus productos son de quilómetro 0 y que se obtienen con el mayor respeto al medio ambiente.

A día de hoy, Falcet Marçà elabora hasta 750.000 botellas de vino al año y las exporta a más de 30 países.

 

Conde de Valicourt

El valor añadido que destaca en Conde Valicourt es la independencia de la gran distribución y la limitación voluntaria en 75.000 el número de botellas que produce anualmente. De este modo consiguen mantener la personalidad, la naturaleza y los rasgos distintivos que les definen.

Pertenecen a la Denominación de Origen CAVA desde su creación y hasta el momento siguen manteniendo un estilo artesano y tradicional. Esto significa que rechazan mecanizar el removido y degüelle de las botellas. Tampoco añaden conservantes, clarificantes ni ningún tipo de química que puedan estropear la calidad final de sus cavas. Al contrario, se sirven de las mejores materias primas y son totalmente fieles a los tiempos de crianza.

Lo explican en su web: “El nuestro no es un cava cualquiera: no utilizamos clarificantes, seguimos removiendo a mano, no congelamos el cuello de la botella para el degüelle sino que degollamos en caliente, como siempre se ha hecho para respetar la calidad del cava y, muy importante, no trabajamos con stock sino que degollamos al momento, conforme nos van llegando pedidos”.

 

Finca Viladellops

Situada al lado del castillo de Olèrdola, en la zona vinícola del Penedès, el origen de Finca Viladellops se remonta a finales del siglo XIX. De hecho, las instrucciones más antiguas con las que cuentan datan del año 1877. En ellas se pueden leer las primeras normas para la elaboración, la distribución y la posterior venta de sus vinos.

Por otra parte, Finca Viladellops ha procurado mantener siempre el paisaje que caracteriza su entorno y ha respetado la línea de su arquitectura. En este mismo sentido, la bodega también ha seguido la filosofía de la familia propietaria.

Además, el viñedo con el que trabaja se ha inscrito en el Consell Català de la Producció Agrària Ecològica, lo cual otorga a sus vinos actuales el certificado oficial de vinos ecológicos.

 

Mas de l’Abundància

Está ubicada en el Priorat, en Tarragona, y pertenece a la Denominación de Origen Montsant. En sus orígenes, había sido propiedad de los Duques de Entenza y de Cardona que, a su vez, la cedieron al Prior de Scala Dei en 1727.

Para definirla bastan sus dos lemas: “Se puede ser humilde pero se debe ser excelente” y “No sólo bien hecho, además bonito“.

También la producción de sus vinos es completamente artesanal. En cada paso del proceso destaca el elemento manual: tanto en la recogida y selección de la uva como en la propia elaboración.

 

Bodegas Ochoa

Bodegas Ochoa también destaca por su filosofia basada en el respeto por el medio ambiente, pero no es ese su elemento más  destacado. Aquéllo que mejor les caracteriza es ser una de las bodegas más avanzadas en Investigación y Desarrollo (I+D). De hecho, ha sido la primera de España en llevar a cabo un proyecto de I+D junto al Centro para el Desarrollo Tecnologico Industrial (CDTI).

En este sentido, su cofundador Javier Ochoa declara creer “profundamente en la investigación y en el uso de las nuevas tecnologías, siempre que estas sean respetuosas con la naturaleza y le sirvan para mejorar”.

 

La Conreria d’Scala Dei

En Ilusión+ también tenemos la suerte de poder contar con la bodega Conreria d’Scala Dei, aún joven pero con una diversidad de tipologías de viñas que les permiten obtener una producción de 85.000 botellas anuales.

En palabras del enólogo y copropietario Jordi Vidal sus vinos “nacen del respeto de un patrimonio natural esencial donde las palabras dejan espacio a las sugestiones recogidas en cada copa que narra los tiempos que fueron y los que vendrán”.